las siete heridas

Herida de rechazo (II)


La familia es el lugar en donde se fundamentan nuestras relaciones y ahí aprendemos a vernos a nosotros mismos a partir de lo que nos reflejan nuestros padres , la familia forma la imagen que tenemos de nosotros mismos.

 

Como dije anteriormente la herida de rechazo se produce con el padre del mismo sexo pues  éste tiene el papel de enseñarnos a amar y a darnos amor. El padre del sexo opuesto nos enseña a dejarnos amar y a recibir amor.

 

Es muy humano y normal estar enojado y resentido con el padre que ha causado la herida es decir  aquel del que he sentido el rechazo; pero paradójicamente también se busca incansablemente el amor de ese padre, su reconocimiento. En esta búsqueda es probable que se tengan relaciones difíciles con las personas del mismo sexo,la persona que tiene esta herida es muy sensible a cualquier comentario que tenga que ver con él porque fácilmente se siente rechazado.

 

El reconocer la herida de rechazo, ayuda a poder sanarla. El pasado no se puede cambiar  , pero cuando de adultos echamos una nueva mirada a nuestra  historia podemos entender que nuestros padres no eran perfectos y que en muchas ocasiones ellos actuaron desde sus propias herida de vida, al hacerlo  el niño sana.  Como adultos haremos una renuncia consciente a la expectativa y al anhelo de tener los padres que necesitábamos y podemos aceptar los que tuvimos con sus propia limitaciones y experiencias de vida .

 

El que siente rechazo huye de diferentes situaciones y personas para evitar sentirlo pero de lo que no se da cuenta es que es el mismo el que se está rechazando ya que, al sentir enojo y en ciertas ocasiones hasta odio por ese padre que lo rechazó se siente terriblemente culpable. Las creencias, la sociedad, incluso la religión no nos permite enojarnos y menos con nuestros padres ; entonces el adulto debe aprender a perdonarse por todos estos sentimientos tan  fuertemente guardados.  Saber que así fue , que es una realidad lo que ocurrió, en algunas ocasiones porque fue cierta y en otras porque así fue percibido. Se vale estar enojado , los sentimientos no son buenos ni son malos simplemente son , la manera cómo los manejemos es lo que importa. Si desde ese enojo yo decido quedarme como una víctima y culpar eternamente a mis padres por lo que hicieron o decido agredirlos físicamente o verbalmente cargaré eternamente con ese resentimiento y se reflejará en todas las áreas de mi vida: laboral , personal, relaciones sociales, pareja, hijos , salud etc.. Si por el contrario puedo encontrar y entender su historia, saber que hicieron lo que pudieron y tomar todo lo que sí hubo , podré trascender la experiencia y crear una nueva oportunidad para el cambio , soltando y dejando atrás el pasado para avanzar libre y ligero hacia el futuro.

 

Nada nos determina en esta vida, a veces ciertas circunstancias nos condicionan pero lo maravilloso de la vida es que cada día sale un sol nuevo, siempre hay un nuevo amanecer por oscura que haya sido la noche, y esa es la verdadera esperanza en la que debemos cimentar la fe, esa fe positiva de que nada es para siempre  que  podemos reconstruirnos desde un lugar diferente, sólo se necesita la determinación y alzar la mirada al cielo desde donde podemos tomar la fuerza para seguir adelante.  

 

Decir gracias a la vida, a Dios al universo y sobre todo a nuestros padres que desde su amor hicieron lo que pudieron eso no lo dudes.

 

Patricia Ramírez Mejía

Logoterapia Constelaciones Familiares Biodescodificacion Terapia floral

Patirra08@hotmail.com 0445527276010