Meditación en movimiento: Básicos que debes conocer


¿Meditación en movimiento? Así es, para meditar no necesariamente debes estar quieto. En este tipo de meditación, cada movimiento que hagas tendrá un propósito, lo que lo vuelve interesante en cuestión de aprender a percibir tu cuerpo desde su estado de inercia hasta que se encuentra activo. Conoce lo básico de esta interesante técnica.

Descubre diferentes técnicas de meditación y consejos para lograr una respiración consciente a través de nuestro Curso: El arte de la respiración.

La respiración es de suma importancia como en todos los tipos de meditación. En este caso, tus movimientos deberán estar en sincronía con cada inhalación y exhalación. Como si tu cuerpo fuera un automóvil que requiere de cambios de velocidad y alguien que lo controle.

Tu concentración, debe estar muy enfocada en la percepción de todas tus extremidades. En ese justo momento no puedes pensar en otra cosa que no sea en la presencia de tu ser, lo que permite que amplíes tu autoconocimiento, creando una de las experiencias que más plenitud traerán a tu vida.

Tus órganos de los sentidos, jugarán otro papel de importancia. Ya que ellos te ayudarán a percibir todo lo que tu cuerpo quiere transmitir. Serán los encargados del disfrute completo de la meditación. Porque nunca hay que olvidar que realizar este tipo de técnicas son vivencias placenteras que le harán bien a tus sentidos.

Finalmente, tu corazón fungirá como un magnífico marcapasos que será quien indique el ritmo de tus movimientos. Aprenderás a estar perfectamente sincronizado por dentro y por fuera. Además, permitirás que tu cuerpo se sienta libre pero controlado, ya que realizará movimientos orgánicos, pero la supervisión que tu tengas de éste, permitirá que se aproveche al máximo la meditación.

Fuentes:

Chan Center

Trans 4 Mind