El refinamiento del pensamiento cotidiano


“La totalidad de la ciencia no es más que un refinamiento del pensamiento cotidiano” Albert Einstein

 

Hay una diferencia significativa entre pensar que sabes y saber realmente. Del mismo modo que hay una diferencia significativa entre el cambio superficial y el cambio en el nivel celular. Una cosa es cambiar de sitio los muebles para que la habitación tenga un aspecto nuevo y otra cosa muy distinta es cambiar la disposición del ADN – tu destino, tu naturaleza y tus aspiraciones-, que es exactamente lo que haces cuando buscas tu autenticidad. Empieza a hacer eso y obtendrás una vida nueva.

 

Cuando empecé a escribir sabía que si integraba la gratitud, la simplicidad, el orden, la armonía , la belleza y la alegría en mi quehacer diario, disminuiría la sensación de carencia y aumentaría la de abundancia. Me pareció que era suficiente. lo que no sabía ni tan siquiera preveía, era la potencia del proceso del encanto de la vida simple al combinarlo con la reflexión apasionada y persistente a lo largo de dos años. Es virtualmente imposible escribir un libro sobre la autenticidad como camino espiritual y creativo y no resultar profundamente transformada por él.

 

Escrita sobre el papel , la ecuación matemática de Einstein E= mc2 parece bastante benigna, ¿no es verdad? Pero llevó a la fabricación de la bomba atómica.

 

Escrita sobre el papel, parece igualmente benigna la fórmula gratitud/ simplicidad/orden/armonía/belleza/alegría= autenticidad. Pero he descubierto que esta ecuación lleva a una total transformación personal y espiritual: una metamorfosis mística de nuestro ADN particular que es tan profunda, que nuestro ego no sabe a qué carta quedarse. En un momento nos mis sentimos  seguros de nosotros mismos y al cabo de un momento nos asaltan las dudas. Esto puede desconcertar mucho a nuestro yo consciente.

 

De todas las definiciones del ego e he descubierto, mi favorita  es la de Joseph Campbell: “ lo que piensas que quieres, lo que quieres creer, lo que piensas que puedes permitirte, lo que decides amar, lo que crees que es tu obligación” Ahora bien, es algo difícil que hay que tener en cuenta y ue ejerce tal dominio sobre tu destino, tu naturaleza y tus aspiraciones, que hará falta como mínimo una detonación divina para que lo suelte.

 

En física, la fusión nuclear se produce cuando se unen dos elementos distintos, como el hidrógeno y el helio. Por efecto de una presión y una temperatura extremas se libera de pronto una energía tan potente como el sol hasta que el hidrógeno y el helio quedan transformados por completo y se produce una fuerza totalmente nueva en el Universo.  Así se forman las nuevas estrellas.

 

un proceso parecido tiene lugar en tu búsqueda de autenticidad. Fundes los seis principios  del encanto de la vida simple, o cambios extremos del modo de vida, con tu propio trabajo interno o lo que Einstein llamó “ el refinamiento del pensamiento cotidiano”. Aplica ahora las presiones de la vida real y el calor de tus propias pasiones a los seis principios y medita durante un mínimo de uno o dos años. ¿El resultado? un día el proceso de transformación alcanza un punto que ya no es posible contener en el interior. De pronto se libera una enorme oleada de energía creativa  que produce un ente totalmente nuevo: tu yo auténtico, la manifestación visible de tu alma.

 

Cuando ocurra esto “ lo que piensas que quieres, lo que quieres, creer lo que piensas que puedes permitirte, lo que decides amar y lo que crees que es tu obligación” parecerán que pertenecían a otra mujer. Y así será después de explorar apasionada y persistentemente los orígenes del Universo, Albert Einstein sacó la conclusión de que “ detrás de las cosas tenía que haber algo profundamente oculto” Cuando busques apasionada y permanentemente la plenitud, también lo sabrás.

 

Sarah Ban Breathnach

El encanto de la vida simple