Regulaciones San Tiao

Las tres regulaciones de San Tiao


La práctica del Chi Kung (también conocido como Qì Gong y que significa “trabajo de la respiración”) implica hacer movimientos fluidos que ayuden a que el aire circule por el cuerpo, ayudando así a propiciar el ejercicio físico, la relajación, el aumento del nivel de oxígeno en sangre y la mejora de la flexibilidad, la movilidad y la elasticidad de las articulaciones.

Para lograr esto, se debe “regular” el cuerpo y el chi. Esto se logra por medio de tres procesos de armonización (San Tiao) que son: regular el cuerpo, regular la respiración y regular la mente.

Aprende a contrarrestar el peso del mundo moderno sobre ti y libera la tensión que provoca con nuestra Conferencia: Cómo liberar tu tensión en el mundo moderno

1. El cuerpo (Tiao Shen): el primer paso es regular el cuerpo, también conocido como la conducción motora, y que se debe lograr mediante la concientización de una postura correcta. Cuando la postura no es la adecuada, el Chi no fluye y no es constante y cuando el Chi no es constante, el Yi (la mente) no tiene paz. Es por eso que es importante encontrar la postura correcta que comienza por la raíz.

La raíz se refiere a la conexión que tiene nuestro cuerpo con el piso, mismo que debe estar bien afianzado por medio de nuestros pies. De esta manera, el Yi debe poder dirigir el Chi hacia los pies y comunicarse con la tierra.

Es un propósito o principio, la base de la cual partirá toda la práctica del Chi Kung.

2. La respiración (Tiao Xi): una vez que tenemos nuestra raíz, es importante regular la acción de respirar hasta que ésta sea relajada, constante y sosegada. Debe ser lenta y tranquila, diafragmática en lugar de torácica, que el tiempo dedicado a la inhalación sea igual que el de la exhalación y que la respiración sea constante y consciente.

Hay ocho palabras clave que todo practicante de Chi Kung debe tener en mente a la hora de respirar:

1. Sosegada (Jing)

2. Suave (Xi)

3. Profunda (Shen)

4. Larga (Chang)

5. Continua (You)

6. Uniforme (Yun)

7. Lenta (Huan)

8. Delicada (Mian)

3. La mente/corazón (Tiao Xin): en el último paso se busca regular tanto las distracciones como las emociones y enfocar la mente para que pueda tener un avance hacia la paz y el pensamiento claro.

Con estas tres regulaciones, tendrás los básicos para iniciar una práctica de Chi Kung consciente que ayudará a que la energía vital de tu cuerpo fluya.

FUENTES:

Fertilab

Jimdo

Alquimia Interna